Castellano
Galeria de científics catalans
Home » Científicos > Montserrat i Recoder, Pere
Volver atrás

Montserrat i Recoder, Pere

Mataró 1918 - Jaca 2017. Botánico, ecólogo.

Su área de interés fueron la taxonomía de las plantas vasculares (Pteridofitas y las Espermatofitas), la geobotánica y dedicó mucho tiempo al estudio de los pastos, a la ecología de montaña y los agroecosistemas. Fue el cofundador del Instituto Pirenaico de Ecología (CSIC) de Jaca (Huesca), donde formó el herbario más importante del mundo dedicado a las plantas del Pirineo y de Aragón, el Herbario JACA y el tercer herbario más grande de España.
 
Una vez terminada la Guerra Civil cursó los estudios de Ciencias Naturales en la Universidad de Barcelona, donde obtuvo la licenciatura en 1945. Trabajó unos años en Barcelona, en 1961 se trasladó en Madrid y en 1968 se instaló definitivamente a Jaca. Se jubiló (mejor dicho, lo jubilaron) en 1985, al cumplir los 67 años.
 
Primera etapa de estudios florísticos, entre 1945 y 1953
Apenas acabada la licenciatura, en 1945, empezó la tesis doctoral, dirigida por el profesor Taurino Mariano Losa España, catedrático de Botánica en  la Facultad de Farmacia de la Universidad de Barcelona. Defendió la tesis (Flora de la cordillera litoral catalana, porción comprendida entre los ríos Besós y Tordera) en Madrid en 1950, y la publicó en fragmentos a la revista Collectanea Botanica, entre 1955 y 1964.
 
El profesor Losa había nacido en Burgos y, junto con su joven discípulo Pere Montserrat, emprendieron la prospección botánica del eje pirenaico-cantábrico. De 1946 al 1953 trabajaron en el Valle de Ordesa, la Sierra de Guara, Soria, Andorra, Cerdaña, el Macizo del Turbón y la Cordillera Cantábrica. Fueron 8 años intensísimos (porque en paralelo hacía la tesis) y de gran productividad científica, con unos medios de transporte muy primitivos.
 
Montserrat recordaba años después (1994) que llegaron a la cordillera cantábrica, en 1949, " en un tren muy lento, los bultos facturados con mucha antelación y llevando a cuestas algunas prensas, además del equipaje, casi sin mozos de estación y con escasos taxis"; no lo explica, pero fotografías de la época corroboran que en ocasiones tuvieron que recurrir a las camionetas locales y que algunos  itinerarios resultaron menos pesados gracias al hecho de disponer de asnos. En el estudio de la flora de Andorra, como su tesis, parece que  tuvo un papel importando la bicicleta.
 
En 1951 Ramon Margalef lo animó para que lo acompañara a Menorca, y sucesivas visitas le permitieron publicar (1953) una Aportación en la flora de Menorca. Estas visitas fueron determinantes en su vida, porque en 1954 se casó con la menorquina Maria Antònia Martí. Su conocimiento del territorio resultó esencial, en la década de los 60, para el estudio de las comunidades vegetales de la isla. En colaboración con Oriol de Bolòs y René Molinier publicaron, en 1970, el trabajo Observations phytosociologiques dans l'île de Minorque.
 
Los trabajos sobre pastos
Pere Montserrat obtuvo plaza de investigador del CSIC en 1953 en el Instituto de Biología Aplicada de la Universidad de Barcelona. Empezó estudios de palinología pero con muy pocos medios y en 1955, propuesto por el profesor Albareda, secretario general del CSIC, abrió una nueva línea de investigación sobre praticultura.
 
Entrada la década de los 50, terminó un estudio encargado por la cooperativa lechera del Cadí que ponía un énfasis particular, en palabras del Dr. Montserrat, en "los principios aplicables a la explotación racional de los prados " de la comarca del Urgellet, y el Ministerio de Agricultura le publica el libreto Los pastizales aragoneses. Avance sobre los pastos aragoneses y su mejora.
 
El año 1961 se trasladó al Instituto de Edafología, Ecología y Biología Vegetal de Madrid. El trabajo con fitocenólogos, y la colaboración con edafólogos, ingenieros, ... le permitieron adquirir una visión sintética de los pastos, que explicó por todas partes y que le dieron una autoridad y un prestigio merecidos en todo España. Algunos de sus trabajos, como por ejemplo Las bases de la praticultura moderna (1962), Ecología del amaso (1964-66) y Los sistemas agropecuarios (1965), se han considerado hitos importantes en el estudio integral de los pastos. Algunos años más tarde participó en la fundación de la Sociedad Española para lo estudio de los Pastos, de la cual ocupó varios cargos directivos (Secretario, Vicepresidente, ...) y que lo nombró Socio Honorario.
 
El año 2008 apareció el libro La cultura que hace el paisaje, una compilación de artículos previamente publicados en diarios y revistas diversos. Con la ayuda de dibujos sencillos explica las relaciones entre plantas y medio, y la manera como la actividad humana determina el paisaje.
 
La llegada a Jaca
El año 1963 fue nombrado Vicedirector del Centro Pirenaico de Biología Experimental de Jaca, acabado de crear bajo la dirección de Enric Balcells y embrión (por fusión con la Instituto de Estudios Pirenaicos en 1983) del actual Instituto Pirenaico de Ecología.
 
Pere Montserrat se trasladó definitivamente a vivir a Jaca en 1968 y con su grupo de colaboradores consolidó el conocimiento botánico de los Pirineo aragoneses.  Es un buena muestra el libro La Jacetania y la vida vegetal, de 1971. Cuando el Dr. Montserrat se trasladó a Jaca  llegó con algunos miles de pliegues recolectados durante la década anterior, pero la gran mayoría de sus herborizaciones habían quedado depositadas en los herbarios de Barcelona, una parte en el Instituto Botánico y la otra parte en el herbario de la Universidad de Barcelona. Actualmente el Herbario JACA tiene más de 300.000 pliegues, la mitad de los cuales han sido recolectados por el Dr. Montserrat; es el herbario de referencia de los Pirineos.
 
Los estudios taxonómicos
El Dr. Montserrat no dejó nunca de hacer estudios taxonómicos, soportados principalmente por el herbario y a menudo asociados a las prospecciones botánicas (que sólo dejó de hacer hace unos pocos años, por razones de edad). Describió unos 70 taxones nuevos para la ciencia y le han dedicado una veintena de taxones (que traen mayoritariamente los epítetos montserratii o recoderii). Formó parte del comité editor de los primeros volúmenes de Flora Iberica, y posteriormente del comité asesor. Y participó en la redacción del primero Libro Rojo de especies vegetales amenazadas de España peninsular e Islas Baleares (1987).
 
Era uno enamorado de los rosales, seguramente porque forman la valla natural de muchos de los prados que estudió. Describió Rosa jacetana, redactó el género Rosa para el volumen VI de Flora Iberica, y junto con varios colaboradores, escribió del libro Rosas de Aragón (2013; 2ª edición 2016).
 
Reconocimientos
El Dr. Montserrat recibió numerosos reconocimientos, entre los cuales el nombramiento de Presidente honorario de la Asociación de herbarios ibero-macaronésicos en 1996, Premio Medio Ambiente de Aragón 1999, Socio de Honor de la Institución Catalana de Historia Natural en 2012, etc. Pero él apreciaba particularmente los que recibió de Jaca y de Mataró.
 
La ciudad de Jaca, donde era muy querido, le dedicó un jardín en 2005 y le otorgó el Sueldo Chaqués en 2007. Los monolitos levantados al lado de la dedicatoria del Parque Pedro Montserrat llevan los grabados de dos plantas especiales, la Gentiana montserratii (que le fue dedicada en 1975 por su amigo Jean Vivant) y Rosa jacetana (que Pere Montserrat describió en 1997). Y la ciudad de Mataró lo declaró Mataroní ilustre en 2009.
 
Pero, por encima de todos los reconocimientos "oficiales" y del medio millar de publicaciones científicas y de divulgación de las cuales es autor, disfrutó siempre del respeto y ha sido referencia de botánicos y de ecólogos terrestres, tanto por el entusiasmo que encomendaba cómo por su sabiduría y humildad.
 
Pere Montserrat i Recoder murió en Jaca el día 4 de febrero del 2017 a los 98 años.
 
Agradecimientos
Esta nota biográfica ha sido confeccionada por Ramon Maria Masalles, catedrático de Botánica de la Facultad de Biología de la Universidad de Barcelona.

Galeria de imágenes