Castellano
Galeria de científics catalans
Home » Científicos > Ferrer i Sensat, Angeleta
Volver atrás

Ferrer i Sensat, Angeleta

Barcelona 1904 - Barcelona 1992. Pedagoga, maestra, catedrática.

Dedicó más de 50 años de su vida a la enseñanza y  la pedagogía. Hija y nieta de maestros fue la  continuadora del tipo de escuela abierta y renovadora impulsada por su madre,  la pedagoga Rosa Sensat y Vila. Según sus propias palabras, «la educación es más una obra de amor que de ciencia».

Nació en 1904 en la ciudad de Barcelona, de pequeña estudió en la escuela estatal y, posteriormente, en 1914 en la sección femenina de la Escola Municipal de Bosc de Montjuïc, ambos dirigidas por su madre. Cursó Bachillerato en el Instituto Balmes, se formó como maestra en la Normal y se licenció en Ciencias Naturales en 1926. 

Desde ese momento y hasta el año 1939, el fin de la Guerra Civil, su trayectoria fue imparable. Fue profesora de la cátedra de Zoografia y Articulados de la Universidad de Barcelona y se encargó de las prácticas de Ciencias del Instituto Balmes durante siete años, impartió clases de Biología y Ciencias Naturales en el Centro de Bachillerato Monturiol de la Mútua Escola Blanquerna por petición de Alexandre Galí y se encargó también del centro de orientación de la enseñanza de Ciencias Naturales de la mano de Manuel Ainaud. Esta intensa y satisfactoria etapa culminó con uno de los proyectos que más le interesaron y que le hicieron abandonar sus otras tareas, el Institut-Escola del Parc. La Generalitat de Catalunya le pidió colaborar como profesora de este primer centro de enseñanza media. Trabajó en él de la mano del Doctor Estalella en la enseñanza experimental de Ciencias Naturales y desde el año 1936 pasó a ser catedrática de este Instituto.

En 1940, finalizada la Guerra Civil, fue trasladada a Madrid, en el Instituto Isabel la Católica donde estuvo dos años como encargada de curso. Su regreso a la ciudad de Barcelona se hizo esperar casi veinticuatro años. Después de Madrid estuvo en el Instituto de Reus, en el Instituto de Mataró desde el año 1958, centro que fundó con su marido Alexandre Satorras, y finalmente regresó a Barcelona tras ganar el concurso para trabajar en el Institut Infanta Isabel d'Aragó, del cual se haría cargo a partir de 1966. 

Hasta su jubilación en 1974 permaneció en este centro, en el que se dedicó plenamente a la formación de las alumnas y allí poder llevar a cabo día a día sus obsesiones artísticas, científicas y humanas y los proyectos que desarrollaron junto con un profesorado de amplia formación científica y humana. En este centro, como ella misma afirma en sus notas autobiográficas publicadas en el homenaje que los maestros de Catalunya le rindieron el 7 de julio de 1982 es el lugar donde trabajó con más dificultades, donde sufrió más y donde se hizo vieja. Estos últimos años los pasó entregada a la docencia sin la compañía de su marido, que años atrás traspasó. Como ella declara en la citada publicación, de 1932 a 1939 son los años que más intensamente vivió y que recuerda de mejor trabajo.

Mensaje póstumo de Angeleta Ferrer i Sensat

«Mi mensaje póstumo lo quiero dedicar a los maestros. Pienso que la educación es más obra de amor que de ciencia. Que no sea maestro el que no sienta una verdadera vocación y no se vea capaz de amar, tratando los niños con respecto a su personalidad; que se entregue a la obra educativa incondicionalmente, sin medida de tiempo, ni ganancias, ni ventajas, ni de honores. Ser maestro se lleva dentro. El que lo es capta cada reacción del discípulo y sabe responder adecuadamente para orientarlo en sus instintos y hacer que actúe responsablemente de acuerdo con él mismo. Esto exige al maestro una fina percepción, un gran respeto y una estimación profunda por cada niño. No hay nada más interesante y difícil que el conocimiento de la persona humana y es una felicidad inefable tener éxito en la educación de un hijo de los hombres y conseguir en él un comportamiento habitual correcto por convencimiento, nunca por imposición. El buen maestro se entrega a la obra por amor desinteresado, humildemente, pero con pasión. Lo que hará más por Cataluña será el mejor educador de sus hijos. Amor, respeto e interés podrían dar unas masas ciudadanas educadas y libres».

Referencias bibliográficas

  • Notas autobiográficas de Angeleta Ferrer i Sensat, Departament d'Ensenyament de la Generalitat de Catalunya1993. Reedición de sus notas autobiográficas publicadas en el homenaje que los maestros de Cataluña le rindieron el 7 de julio de 1982.
  • Martí Cartes, Francina. El mestratge d´Angeleta Ferrer Sensat. Terminàlia 14:49-52, (2016). Consultad la versión en pdf (català) aquí.

Galeria de imágenes